¿Ya sabes cuáles son los cuidados que debes dar a tu bebé una vez que nazca? Seguramente has pensado en la lactancia, mantenerlo abrigado y mucho más pero, ¿ya consideraste sus vacunas?


La vacunas en recién nacidos son de suma importancia para su salud inmediata y sano desarrollo a lo largo de su vida,  así que, si aún no has pensado en su esquema de vacunación, aquí te compartimos tres razonas por la cuales las vacunas deben ser aplicadas en recién nacidos.


1. Aunque tu bebé está protegido con anticuerpos que recibe desde la gestación, esta “inmunidad” dura sólo hasta un año.


2. Las vacunas protegen contra enfermedades. Tan simple como suena, es una aseveración poderosa pues, efectivamente, las vacunas se definen como “sustancias que contienen virus o bacterias atenuados, muertos o fragmentos de éstos, que al introducirse en el cuerpo estimulan el sistema para generar defensas (anticuerpos) contra algunas enfermedades graves” (IMSS, 2015), por lo que su aplicación infiere directamente en la posible presencia, o no, de ciertos padecimientos.


3. Las enfermedades frente a las cuales actúan las vacunas son serias y de consecuencias graves, algunas de ellas pueden ser mortales.


Lo ideal es que como madre o padre consultes a un especialista en medicina neonatal y pediatría para que te informe sobre el esquema de vacunación que debe llevar tu hijo a lo largo de su vida. El Dr. Miguel Camarillo Valencia cuenta con los conocimientos y experiencia para hacerlo, puedes solicitar una consulta con él AQUÍ.