¿Eres mamá por primera vez y acaba de nacer tu bebé? Sabemos que ser mamá primeriza puede ser una experiencia abrumadora al no tener experiencia en algo tan delicado, profundo y de gran responsabilidad como lo es la crianza de una persona.


Pero no te preocupes, aquí te compartimos algunos consejos para que enfrentes este viaje con gran disfrute y las menores complicaciones posibles.


Toma un respiro profundo, date unos minutos de tranquilidad y lee esto.


Consejos para la mamá primeriza: tranquila, lo estás haciendo muy bien

  • Evita preocuparte de más por el aspecto de la piel de tu bebé. Recuerda que pasó nueve meses dentro de un saquito donde apenas cabía, los pliegues, coloraciones rojizas o palideces son muy normales y se le quitarán con el paso del tiempo.
  • Tu bebé apenas y tendrá un poco de control sobre su cuerpo en las primeras semanas. Recuerda sostenerlo firmemente y no te asustes si, por ejemplo, se pone bizco, recién está aprendiendo a usar sus ojos y a enfocar.
  • Es normal que sus primeras heces sean oscuras ya que contienen meconio, al paso de unos días se aclararán.
  • El baño no es tan recomendable en los primeros días de nacido, es mejor usar sólo toallitas húmedas.
  • Recuerda limpiar la zona de la cicatriz del cordón umbilical con frecuencia o cada que le cambies el pañal.


Ahora bien, tu propio bienestar es tan importante como el de tu bebé, en tanto tú estés bien, podrás darle los mejores cuidados a este nuevo ser así que, ámate mucho, cuida tu salud y recuerda pedir apoyo siempre que lo necesites.